Asociación para la Reforma de las Pensiones

La Declaración de Salamanca

Declaración de Salamanca

La Declaración de Salamanca es el documento que dio origen a la Asociación para la Reforma de las Pensiones (ARP). Este es su texto íntegro:

DECLARACIÓN DE SALAMANCA
sobre la necesidad urgente de reformar
el sistema de pensiones de jubilación

CONSIDERANDO

1 que los sistemas universales de pensiones para la jubilación constituyen una conquista irrenunciable de las sociedades avanzadas.    
 
2 que el sistema de pensiones de jubilación vigente en España (sistema “de reparto”) está agotado y obsoleto, y resulta hoy incapaz de ofrecer a los trabajadores la seguridad, la libertad y la confianza en el futuro que merecen y necesitan.  

 

3 que los efectos del sistema a largo plazo, constatados generación tras generación, son el dramático empobrecimiento de nuestros mayores y una demanda excesiva y creciente de aportación económica por parte de los trabajadores en ejercicio.  

 

Las personas abajo firmantes, reunidas físicamente en Salamanca y virtualmente a través de Internet en el Día del Trabajo de 2009, y cuantas personas se suman posteriormente a este documento,  

 

DECLARAN

1 que es necesaria y urgente una reforma profunda del sistema de pensiones de jubilación.

2 que la mencionada reforma debe orientarse a alcanzar cotas mucho más altas de seguridad y libertad para los trabajadores y para los pensionistas.

3 que para ello es imprescindible pasar del injusto sistema “de reparto” a un sistema de capitalización personalizada en el que los aportes de cada trabajador generen para ese mismo trabajador derechos directos, y sean acumulados, guardados y capitalizados para atender su futura pensión.

4 que para evitar la exclusión social, el Estado debe cotizar por las personas que temporal o permanentemente no lo puedan hacer, con cargo a un fondo de solidaridad nutrido con un porcentaje de las aportaciones de los demás trabajadores.

5 que los trabajadores deben tener libertad para aportar de más al sistema y mejorar así su futura pensión, y también para establecer su edad de jubilación de forma flexible dentro de unos márgenes generales; y que los fondos aportados por cada trabajador deben ser rescatables en casos de la máxima gravedad, y heredables en caso de fallecimiento.

Y por todo ello, denuncian el Pacto de Toledo e instan al Gobierno, a los partidos políticos y a los agentes sociales a trabajar por la sustitución del actual sistema de pensiones de jubilación por otro de capitalización personalizada que garantice los objetivos de la presente Declaración; y llaman a la ciudadanía a sumarse a la misma y exigir la reforma propuesta.

Salamanca, 1 de mayo de 2009

PDF    Bájatela en PDF